La Campana de Hubbert

La Campana de Hubbert
¿ En qué punto estamos ?

Ésta es la cruda realidad:

Cénit de producción del uranio, en el año 1981.

Cénit de producción del petróleo convencional, en el año 2005, año cero de la Era Hacia el Colapso.

Cénit de producción de gas natural, estimado para 2020.

Cénit de producción de carbón, estimado para 2025.

Luego volveremos a la Edad Media, pero esta vez con 7. 000 millones de habitantes sobre la Tierra.

Ésta es la realidad, el resto pajas mentales tierraplanistas.












Curva energética de la Historia.
La realidad no entiende de corrección política, mayorías, cuotas, ni opiniones consensuadas. La realidad, es.

Hacia el colapso

viernes, 23 de enero de 2009

¿ Qué está pasando ?




Se está haciendo muy popular con su explicación del origen de la actual crisis económica, atribuyéndoselo a los NINJAS ( acrónimo que en inglés se refiere a los individuos que carecen de ingresos, trabajo o propiedades, y a los que la banca USA dio créditos alegremente ), don Leopoldo Abadía; lleva razón el venerable ingeniero, mas sólo en parte; ésta es una crisis sistémica, es todo el modelo económico el que implosiona.

En 2002 y previo a la invasión de Irak por parte de EE.UU y Gran Bretaña, Laurent Artur Du Plessis ya anticipaba en su libro " La 3ª Guerra Mundial ha comenzado " - que debería ser libro de cabecera para cualquier mente inquieta y ajena al adocenamiento de una " sociedad de la información " donde el 80 % de las noticias proviene de una única fuente -, que aquello sería una catástrofe.

A su vez advertía nombrando a múltiples expertos en materia económica, del escenario que ahora padecemos: hundimiento de las bolsas, quiebras de bancos, incremento constante del paro, deflación..., y de los " prodigios " a los que aún asistiremos.

El erudito Du Plessis achacaba hace ya siete años el actual contexto económico a unos políticos mendicantes y demagogos, y a unos " electores - accionistas ", y que si sumamos las decisiones de ambos grupos, conllevan la destrucción de la economía real y la proliferación de la economía especulativa.

Para rematar su acertado análisis, Du Plessis advertía del peligro del empuje del fundamentalismo islámico, cuyo propósito no es otro que implantar el califato mundial.

Frente a una Europa decadente y envejecida, la morería cuenta con una desmadrada tasa de natalidad - ellos mismos reconocen que su mejor arma son los vientres de sus mujeres -; unas democracias occidentales tolerantes con estos fascistas totales - los islamistas dicen: " utilizaremos vuestra democracia para terminar con ella - ", y con la " impagable " ayuda de la quinta columna rojo - progre, en cuyo imaginario delirante, en su esquizofrénica entelequia, pretenden una " alianza de civilizaciones ".

La izquierda es tan estúpida que no se da cuenta que la única civilización es la nuestra: Occidente; que Islam, en árabe, significa sumisión, y eso es el Islam, la sumisión a la barbarie.

Los pijoprogres, los separabobos y el rojerío en general pretenden poner nuestros cuellos bajo la cimatarra del moro.

Totalmente recomendable el libro de Laurent, eso sí: con un final apoteósico que, por supuesto, no desvelaré.

Mas volvamos al tema que, junto al energético, vertebra el contenido de este blog: la economía.

La situación económica vivida a lo largo de los últimos 10 años en España, con gran disminución del paro y fuerte crecimiento del PIB, ha sido un espejismo: económicamente, España es un país de segunda división que a lo largo de su historia reciente solventó el problema del paro estructural mediante la emigración de los españoles; en los últimos siglos hacia América y tras la II Guerra Mundial, a Europa.

Basta decir que en 1939 y recién terminada la Guerra Civil, había ya en España 400000 parados.

El régimen franquista tuvo dos vías de solventar el agobiante problema del paro; una fue un fuerte crecimiento económico vía exportaciones y obra pública, propiciado por unos salarios misérrimos, unas condiciones de trabajo leoninas - muy similares a las de China hoy - y la llegada a España de millones de turistas a partir de los años 60. A modo de ejemplo, hubo años en los que el PIB español se incrementó en tasas del 14 %.

La otra vía fue la emigración de 3 millones de españoles, principalmente a Europa, que a su vez enviaban a España constantes remesas de dinero, y que a su retorno compraban propiedades y abrían negocios. En otras palabras: Franco exportaba el paro endémico español.

Para no ser prolijo, diré que el régimen franquista no hizo los deberes en materia económica que nuestros vecinos europeos del norte sí hicieron a raíz de la crisis energética, que luego derivó en crisis económica, en 1973, a causa del embargo petrolero a occidente de los países árabes, por la guerra del Yom Kippur.

Esa laxitud, esa dejadez en modernizar nuestra industria no incrementando su productividad ni haciéndola más eficaz energéticamente, hubo de pagarse con una brutal crisis económica que duró desde finales de los 70 hasta que los gobiernos de Aznar enderezaron nuestra economía y nos metieron en la zona euro.

Un saludo a todos los amigos que seguís este blog.

© Copyright Enrique B. H. http://haciaelcolapso.blogspot.com/
/*publicidad*/