La Campana de Hubbert

La Campana de Hubbert
¿ En qué punto estamos ?

Ésta es la cruda realidad:

Cénit de producción del uranio, en el año 1981.

Cénit de producción del petróleo convencional, en el año 2005, año cero de la Era Hacia el Colapso.

Cénit de producción de gas natural, estimado para 2020.

Cénit de producción de carbón, estimado para 2025.

Luego volveremos a la Edad Media, pero esta vez con 7. 000 millones de habitantes sobre la Tierra.

Ésta es la realidad, el resto pajas mentales tierraplanistas.












Curva energética de la Historia.
La realidad no entiende de corrección política, mayorías, cuotas, ni opiniones consensuadas. La realidad, es.

Hacia el colapso

sábado, 8 de noviembre de 2008

Primer aniversario de haciaelcolapso.




Hoy se cumple el primer aniversario desde que creé este blog. Éste es un espacio apolítico: durante este año he tratado de darle un contenido únicamente científico y, humildemente, creo haberlo logrado: quien se tome la molestia de leerlo sólo encontrará hechos y datos incuestionables; opiniones pocas.

Durante este tiempo transcurrido se han cumplido varios de los pronósticos aquí vertidos: subida exponencial del precio del crudo, crash bursátil, movilizaciones en el sector del transporte, posibilidad de quiebra de varias cajas de ahorro, especialmente Caja Castilla la Mancha ( ayer saltó la noticia que el Banco de España extrema la vigilancia sobre CCM ), etc...

¿ Tiene este modesto blogger una bolita mágica en la que ve el futuro ?

Obviamente no, lo que sucede es que nuestro sistema económico está fundamentado totalmente a espaldas de la naturaleza, y ésta terminará imponiéndonos sus leyes de hierro.

Un viejo axioma piconero versa así: " pensar que se puede crecer infinitamente en un mundo de recursos limitados, es propio de locos o economistas ".

De ahí que la tan traída frase utilizada por los políticos, siempre prometiendo un "desarrollo sostenible " es, a todas luces, una contradicción: es imposible desarrollarse eternamente.

Durante este año, el precio del petróleo superó los 147 $ en el momento de mayor crecimiento económico y ahora, que ha explosionado la burbuja crediticia, el barril cotiza por debajo de los 60 $ ya que el mercado da por seguro decrecimiento económico mundial: pasaremos de crecer a tasas del 4 % mundiales, a tasas negativas.

¿ Qué nos indica este dato ?

Pues que existe una clara correlación entre crecimiento económico, ergo, prosperidad, y consumo de petróleo. Mas no nos engañemos: ya hemos atravesado el Peak Oil, lo que sucederá es que debido a la profunda crisis económica mundial en la que entramos - y que este humilde blogger sostiene que jamás saldremos de ella puesto que va a enlazar con la crisis energética próxima- se retrasará la caída de producción varios años más, pero el colapso está ahí, en las próximas décadas.

Analicemos la situación actual: la crisis financiera que ha acarreado la crisis en la economía real; ¿ ha sido una sorpresa ?.

Pues no, señores: desde hace más de una década se sabía que por estas fechas el entramado financiero mundial se derrumbaría.

En su magnífico libro escrito en 2002 y previo a la invasión USA de Irak,Laurent Artur Du Plessis ya pronosticaba que la invasión del país árabe sería catastrófica; también auguraba - apoyándose en la opinión de numerosos expertos -, el derrumbe actual de las finanzas mundiales. Él vaticinaba una corrección bursátil del 50 % y ya vamos por el 40 % y cayendo.

Si el que iba a acontecer todo esto era sabido por los mayores expertos mundiales en economía, entonces, ¿ por qué no se hizo nada ?

Pues muy sencillo: porqué a los políticos no les interesaba. Los líderes políticos no son otra cosa que vendedores de paraísos, de estados del bienestar, y para que se dé el estado de calidad de vida ha de haber un crecimiento constante del PIB per cápita de cada país.

En España solo hay políticos - y bastante mediocres por cierto -, ningún estadista. El horizonte máximo de preocupación de un político español son las siguientes elecciones; poder mantener o incrementar su poder. Lo que suceda a continuación le trae al pairo.

Ésa es la diferencia entre político y estadista. El estadista piensa en su nación a largo plazo, en las siguientes generaciones, tal como lo están haciendo en países serios como Suecia o Noruega.

En la sociedad española se ha acuñado un aberrante término: " clase política ". Este término es de todo punto impresentable pues implica que una serie de individuos cuya misión es velar por la política - palabra de origen etimológico griego: ética del pueblo - velarán por sus propios intereses.

Cabe, naturalmente, la existencia de clase obrera o clase empresarial, pero es pornográfica la existencia de una " clase política "; así nos luce el pelo: corrupción generalizada, nepotismo, voto cautivo, campeones en destrucción de empleo y en deuda mundial per cápita...; el panorama es desolador.

Volviendo al tema del crecimiento perpetuo, por ejemplo, si España crece por debajo de un 3 % anual, destruirá empleo. ¿ Qué situación veremos en los próximos meses, en los que estaremos en -1 % de incremento del PIB: una crisis económica monstruosa que llevará a España a superar los 4 millones de parados antes de 2012: nuestro colapso económico.

Ya estamos asistiendo a él: cada minuto que pasa se generan 4 parados más y este pasado mes de octubre ha aumentado más el paro en España que en USA y Gran Bretaña juntos, auténticos gigantes económicos en comparación a nosotros.

Y la energía, auténtica alma máter de la actividad económica y motivo por el que tengo este blog, pues que aún tenemos un déficit tarifario en la electricidad de más de un 30 % y que este gobierno tendrá que asumirlo poco a poco - por lo pronto, en lo que va de año ya nos han subido la luz y el gas natural el 20 %-.

Tema preocupante al que este ejecutivo no da importancia es a nuestra total dependencia energética de Argelia - nos suministran el 50 % del gas que consumimos -: si los magrebíes quieren nos dejan a oscuras y sin calefacción en cualquier momento, tal como hizo el pasado año Rusia con Ucrania.

Sigue...
/*publicidad*/